dijous, 1 de desembre de 2016

El pequeño VIN, un superviviente

VIN fue atropellado el 12 de noviembre en Palafolls y gracias al aviso de unos conductores se le pudo recoger de inmediato y llevarlo al veterinario. Después de varias pruebas, el diagnóstico era muy pesimista, presentaba una lesión bastante grave: la médula espinal estaba afectada y no tenía reflejo anal. Mientras no sufriera, las voluntarias de la protectora de Palafolls decidieron esperar y ver su evolución. Al cabo de 2 días el pequeño comenzó a tener reflejos en las patas, desgraciadamente la alegría duró poco, la hernia ocasionada por el atropello se complicó impidiendo que pudiera hacer pipi o caca y se tuvo que operar de urgencia. VIN se enfrentaba a una operación difícil y complicada, sus intestinos se estaban estrangulando con la hernia y no se podía garantizar que saliese adelante. Pero una vez más, al cabo de dos días el pequeño volvía a demostrar sus ganas de vivir y se levantó! VIN es un superviviente, un muy buen gato que está luchando para salir adelante. A pesar de su dolor no ha dejado ni un solo momento de hacer caricias. Nos hemos sumado a la petición de ayuda de la Protectora de Palafolls y hemos querido poner nuestro granito de arena para hacer frente a los gastos veterinarios, si tú también puedes y quieres colaborar mira como hacerlo aquí. En la casa de acogida ya lo están esperando con todo preparado para que tenga una fantástica recuperación y pronto pueda tener una familia.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada