dimarts, 18 d’abril de 2017

GRISET, uno más en la colonia

Gato de colonia
Son muchas las personas voluntarias que, en los pueblos y ciudades, cuidan de las colonias de gatos callejeros. Personas comprometidas con unos animales que, a pesar de que algunos vecinos no quieren cerca, nos ayudan a mantener unas calles limpias de roedores y otras especies. Son voluntarios que trabajan, día a día, para tener las colonias lo mejor posible pero inevitablemente algunos gatos enferman u otros aparecen nuevos, son gatos domésticos de familias irresponsables que abandonan el "gatito" cuando los ha dejado de hacer gracia. Unos abandonos que se agravan cuando, a menudo, estos gatos llegan a la calle sin esterilizar y elevan el riesgo de nuevas camadas.

GRISET y su colonia
Para un control ético de las colonias de gatos callejeros se aplica el método CER (Captura-Esterilización-Retorno). Un proceso en el que GRISET recientemente ha pasado. Fue recogido de la calle por los voluntarios de APRODEGA Vilassar de Dalt y llevado al veterinario para, entre otras pruebas y cuidados, esterilizarlo y devolverlo a una colonia controlada. Con estas actuaciones se evita la reproducción y sobrepoblación de gatos, se disminuyen las peleas entre ellos y se procura por su buena salud. Desde nuestra Asociación hemos querido poner nuestro granito de arena para hacer frente a las gastos veterinarios de GRISET y, al mismo tiempo, compartir su historia para continuar acercando la buena tarea de APRODEGA y de tantas otras asociaciones encargadas de la gestión de las colonias urbanas de gatos. Si estás interesado / a en echar una mano y quieres ayudar a los gatos del Maresme, consulta las asociaciones con las que colaboramos, algunas de ellas destinadas a la gestión y mantenimiento de las colonias de gatos callejeros.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada